Carnes rojas y cáncer de seno


Salud
jueves 12 de junio de 2014

www.cerargentina.com


Luego de revisar datos de 88.000 mujeres, científicos de Harvard creen que hay un vínculo entre consumo de carne y cáncer mamario.


Las mujeres que incorporan a su dieta altas cantidades de carnes rojas tienen un riesgo mayor de desarrollar cáncer de seno, de acuerdo con una investigación de la Universidad de Harvard publicada en el British Medical Journal esta semana.
Desde tiempo atrás, y a través de diversos estudios médicos, se ha sugerido un fuerte vínculo entre las carnes rojas y tumores como los de colon y páncreas. Pero hasta ahora no se había establecido un vínculo tan directo entre este mismo alimento y el cáncer de mama.
La conclusión de los investigadores de Harvard proviene de un análisis de datos de más de 88.000 mujeres entre los 26 y los 45 años que completaron un conjunto de encuestas en 1991 y a las que se hizo seguimiento durante 20 años. Algunas de ellas nunca consumían carne; otras, hasta seis veces al día. Al revisar su estado de salud a lo largo de estos años, se logró determinar que en el grupo de las que más consumían carne se presentaron 6,8 más casos de cáncer de seno por cada 1.000.
Aunque siguen siendo elusivas las razones exactas de este fenómeno, científicos creen que, por un lado, las proteínas presentes en la carne roja aceleran la tasa de división celular e inciden en el crecimiento tumoral, y por otro, sustancias químicas como los nitratos usados para el procesamiento de carne han sido catalogadas como cancerígenos.

“Esto resalta la importancia de una dieta saludable”, comentó Sally Greenbrook, de la organización británica Breakthrough Breast Cancer, a la agencia de noticias The Associated Press. Greenbrook cree que a pesar de la evidencia presentada en esta ocasión, no hay motivos de alarma extra como para cambiar las actuales recomendaciones nutricionales, en las que ya se pide no abusar del consumo de carnes rojas.

Otros expertos, como Valerie Beral, experta en cáncer de la Universidad de Oxford, se tomaron los datos con calma e insistieron en que ese vínculo sigue siendo muy débil. Beral recordó que el porcentaje de cáncer de seno en mujeres vegetarianas es similar al de mujeres que comen carne.
En medio de las dos opiniones, Mia Gaudet, director de epidemiología genética de la Sociedad Americana de Cáncer, cree que es posible la conexión y que la alimentación de las mujeres a los 20 años impacte su salud dos o tres décadas más tarde. “Es importante tener un estilo de vida saludable toda la vida, no sólo cuando envejeces”, apuntó a través de la agencia de noticias.


Comparte en Facebook



Escribe un comentario

Publicidad

Síguenos en Redes


Lo más destacado


Publicidad


Publicidad

Indicadores Económicos

Facebook


Twitter


Publicidad


Publicidad

Carnes rojas y cáncer de seno