A cuidar especies silvestres en zonas urbanas y rurales


M-Ambiente
miércoles 14 de enero de 2015

vanguardia.com


Es importante promover el manejo de residuos y mejorar el hábitat con comederos y bebederos para aves y otros animales.


La instalación de bebederos para aves, señalización que alerte la presencia de fauna y el manejo de residuos, son algunas acciones para mitigar los conflictos de la biodiversidad que se encuentra fuera de las áreas protegidas.

La convivencia entre vida silvestre y humanos en zonas urbanas y rurales es un factor a tener en cuenta. La homogenización del territorio por la proliferación de un mismo cultivo es también uno de los problemas evidentes en las áreas rurales que van en contra de la conservación por fuera de estas áreas.

Adicionalmente, la alteración de las coberturas naturales y la contaminación de fuentes de agua con residuos de fertilizantes y herbicidas generan deterioro ambiental y amenazan la biodiversidad existente en las áreas urbanas suburbanas y rurales.

En el ABC de la Biodiversidad, documento publicado por la Universidad Nacional y el Jardín Botánico José Celestino Mutis, los autores Olga Montenegro, Hugo López y Luisa Liévano, presentan las características de este tipo de áreas y algunos ejemplos de actividades que promueven la conservación.

Estas áreas presentan una alta densidad humana, pocas zonas verdes, fragmentadas y abundancia de especies domésticas. Allí, las especies silvestres responden de forma diferente a esas condiciones ambientales.

Las que se adaptan a ellas, aprenden a explotar los recursos disponibles en los espacios transformados. Se habitúan a alimentarse de basuras, a vivir en edificaciones, en zonas verdes aledañas y en cuerpos de aguas existentes.

Por esta razón, según los expertos, es importante promover el manejo de residuos, mejorar el hábitat construyendo, por ejemplo comederos y bebederos para aves y otros animales, instalando señalización que alerte sobre la presencia de fauna para evitar que sean atropellados.

Como alternativa ambiental económicamente viable, en la ruralidad, con la promoción de diversos sistemas productivos, la siembra de árboles, implementación de cercas vivas, así como la existencia de bosques, es posible la recuperación y la permanencia de servicios ambientales.

El éxito de estas acciones se asegurará con la supervisión de las autoridades ambientales para mitigar los posibles conflictos entre la vida silvestre y los sistemas productivos.

Entre los ejemplos anteriores, las cercas vivas se destacan, pues constituyen un elemento fundamental para la movilidad de especies silvestres.

Otro proyecto amigable es el que contribuye a la seguridad alimentaria, huertos urbanos que pueden diseñarse en espacios como terrazas, jardines, lotes, que simulen los mecanismos de equilibrio y estabilidad que usa la naturaleza para el cultivo de plantas.

Por otro lado es importante promover el manejo de residuos y mejorar el hábitat con comederos y bebederos para aves y otros animales.









Comparte en Facebook



Escribe un comentario

Publicidad

Síguenos en Redes


Lo más destacado


Publicidad


Publicidad

Indicadores Económicos

Facebook


Twitter


Publicidad


Publicidad

A cuidar especies silvestres en zonas urbanas y rurales