La importancia de examinar el oído de sus hijos


Salud
martes 17 de marzo de 2015

INTERNET.


En Colombia, los padres de familia en su mayoría desconocen que pueden hacer examinar a sus hijos desde el momento del nacimiento.


Según la Organización Mundial de la Salud, cuatro de cada 1.000 pacientes nacen con pérdida auditiva. El uso de pruebas de audición aplicadas a los niños recién nacidos ha contribuido a la detección temprana de la hipoacusia o pérdida auditiva.

“En Colombia quisiéramos que se aplicara con mayor frecuencia las pruebas de sensibilidad auditiva neonatal. Aunque el Sistema de Salud permite estas pruebas, muchos padres de familia desconocen de este procedimiento preventivo y no lo exigen al momento de nacer sus hijos”, destacó la Doctora Adriana Rivas, Médica, Especialista en Audiología de la Clínica Rivas.

Existen tres pruebas de audición disponibles, la primera la de Emisiones Otoacústicas (EOA), que es la que requiere menos colaboración de paciente, menos sensibilidad y especificidad, ya que solo evalúa la cóclea; la segunda, los Potenciales Evocados Auditivos (PEA), que evalúan de manera completa el trayecto del sonido hasta el cerebro, donde el equipo capta las ondas producidas en la vía auditiva; y tercera, la Audiometría Tonal, que es un examen interactivo y que también evalúa la vía auditiva completa.

La importancia de la evaluación audiológica de los recién nacidos, bajo la prueba de EOA, radica en que, considerando la frecuencia de pérdida auditiva en recién nacidos (1.5 por cada 1000 nacidos y 3 por cada 1000 en recién nacidos con factores de riesgo), esta evaluación orienta y ayuda al diagnóstico temprano de estos casos, permitiendo darle al paciente una integración casi normal al mundo. Es por esto que se debe realizar en todos los nacidos vivos, y puede realizarse desde las primeras 24 horas.

Una de las principales señales de pérdida auditiva en infantes se presenta porque hay retraso en el proceso del habla y esto puede ocurrir debido a una pobre capacidad auditiva. De ahí la importancia de la detección precoz: esencial para lograr una rehabilitación auditiva temprana y conseguir así que el lenguaje se desarrolle normalmente y con él todas las posibilidades que esto conlleva.
Un niño que no escucha correctamente no tendrá una buena interacción en su entorno

La única forma confiable de evaluar la audición es con exámenes auditivos y la evaluación debe hacerse todos los años durante los primeros doce años de vida del niño. Hay estudios que demuestran que los niños con factores de riesgos, aun teniendo en inicio audición normal, pueden desarrollar pérdida auditiva tardía.
Factores de riesgo de pérdida auditiva en recién nacidos

1. Si la madre presentó alguna de las siguientes enfermedades durante el embarazo, entre otras: (Hepatitis, Rubéola, Varicela, Meningitis, Herpes, Sífilis, Toxoplasmosis, Citomegalovirus, Infección urinaria, Infecciones vaginales, Sangrado durante el primer trimestre, Ruptura prematura de membrana, Eclampsia, Diabetes),

2. Uso de antibióticos ototóxicos en la madre o en niño.

3. Prematuridad.

4. Bajo peso del recién nacido.

5. Haber estado en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatal (UCIN)

6. Transfusiones, tanto de la madre como el niño.

7. Intubación endotraqueal.

En los últimos años diversas organizaciones de salud, han trabajado para remarcar la importancia de un tamizaje precoz en todos los recién nacidos para buscar pérdida de la audición. Estos esfuerzos hoy ya han dado resultados.



Comparte en Facebook



Escribe un comentario

Publicidad

Síguenos en Redes


Lo más destacado


Publicidad


Publicidad

Indicadores Económicos

Facebook


Twitter


Publicidad


Publicidad

La importancia de examinar el oído de sus hijos