Video del final de la exigente etapa del Dauphiné Liberé


Ciclismo
viernes 12 de junio de 2015

Prensa Astana


Un ataque de Vincenzo Níbali desde muy lejos, lo llevó al liderato


Vincenzo Nibali corre con la cabeza pero también con el corazón, el ciclismo es su pasión y trata de expresarlo en la carretera. El ciclista italiano ha protagonizado una espectacular sexta etapa del Critérium Dauphiné, con un ataque a falta de 120 kilómetros, al que solo le ha faltado la guinda del triunfo en Villard-de-Lans. Le ha faltado poco pues Rui Costa le ha rebasado en los últimos metros, aunque el corredor del Astana es el nuevo líder.

Solo tres corredores de la talla de Valverde, Costa y Gallopin, incluso Tony Martin ha cedido, se han atrevido a seguir el endiablado ritmo de Nibali en una jornada exigente por el terreno y la lluvia. “Francamente, yo estaba buscando la victoria de etapa más que el maillot de líder. Creo que estoy loco. Ayer le dije a Michele Scarponi que yo iba a tratar de escaparme si me iba a sentir bien. Él dijo ‘estás loco’”, bromeaba nada más terminar.

“Necesitaba tener al menos un día por delante como hoy porque mi última carrera fue hace mucho tiempo, el Tour de Romandía en abril, tras la que me recuperé de la primera parte de la temporada que no fue muy bien para mí. He tenido un buen bloque entrenamiento en Tenerife con el equipo y llegué a la Dauphiné en busca de respuestas. No las encontré ayer, por eso fui ofensivo hoy”, destacó.

Nibali buscaba resarcirse de la jornada del día anterior en Pra-Loup cuando tuvo que levantar el pie por el ritmo del Team Sky. “No estaba en una escapada tan larga desde las categorías inferiores. Pero quería hacer las paces por el mal día que tuve ayer. Mis piernas no respondieron como yo quería. Así que cuando Team Sky elevó el ritmo, simplemente me dejé ir. También sufrí las alergias un poco, pero, obviamente, con tanta lluvia durante unas cinco horas, no se produjo ningún problema de este tipo. En el pasado, una de mis características ha sido la de ir bien bajo la lluvia, pero eso puede suceder sólo con una buena forma. El día ha ido bien. Encontré una compañía interesante con corredores de la talla de Valverde, Rui Costa, Gallopin y Martin, quienes tenían mi mismo deseo”, afirmó.

Ahora es líder, con 29” sobre Rui Costa y 30” respecto a Valverde, con Van Garderen a 42”, Intxausti a 57” y Froome a 1:21, aunque quedan los dos días más duros. “Sé por experiencia que no es ideal tener una muy buena forma en el Dauphiné. Por lo general, vengo a esta carrera en busca de la condición. Ahora que estoy en, mirando a la defensa pienso que será una tarea complicada teniendo en cuenta las dos etapas difíciles que quedan y los corredores fuertes que todavía están en la pelea. Hace unos años me di cuenta de que ningún italiano ha ganado el Dauphiné. Puede ser que sea algo especial para mí, pero prefiero mantener mis pies en el suelo y llevarlo día a día”, asumía tras vestir el maillot amarillo y azul de líder.

Este año, el líder del Astana lleva un calendario menos cargado de carreras, en concreto llegó con 27 días de competición sin resultados al Dauphiné: Dubai Tour (39º), Tour de Omán (20º), Strade Bianche (40º), Tirreno-Adriático (16º), Milán-San Remo (45º), Amstel Gold Race (65º), Flecha Valona (20º), Lieja (13º) y Tour de Romandía (10º).



Comparte en Facebook



Escribe un comentario

Publicidad

Síguenos en Redes


Lo más destacado


Publicidad


Publicidad

Indicadores Económicos

Facebook


Twitter


Publicidad


Publicidad

Video del final de la exigente etapa del Dauphiné Liberé