El mensaje de Chris Froome en la Dauphine Liberé


Ciclismo
lunes 15 de junio de 2015

Prensa Sky


A priori, el británico-keniata aparece como el más fuerte antes del Tour de Francia


El sitio web CiclismoInternacional hace un análisis sobre los 4 fantásticos para el Tour de Francia, centrado en el británico Chris Froome. Este es:


Con la Grande Boucle a un par de semanas, los aspirantes al título comienzan a delinear su forma, despertando el interés de todos a su alrededor, siempre con el morbo de saber si alguno no va fino o, por el contrario, si lo está en demasía.

En ese contexto, mientras Contador descansa tras el Giro y, al igual que Quintana, espera por la Ruta del Sur, se disputó el Critérium du Dauphiné, usual banco de pruebas de muchos de los favoritos al podio de los Campos Elíseos y en el que un ciclista ha llamado la atención: Chris Froome.

Claro está que no hablamos de un desconocido, pero centramos la mirada en él por varios motivos que vamos a explayar a continuación.

El primero, y principal, porque recuperó su mejor versión, que no se veía desde hace un año y en este mismo evento, durante la etapa con llegada al Col du Béal. Esa fue la última vez en la que el de Sky “agredió” a sus oponentes atacando parado en los pedales, de modo sostenido y efectivo.

En la Vuelta a España que culminó 2° fue a más, pero con otro estilo, sentado y a ritmo, como si sufriera problemas de espalda que le impedían ponerse de pie, mientras que en el presente curso, sin olvidar algún destello en Andalucía, el nacido en Kenia seguía sin aparecer.

Pero eso cambió ahora y confirmó que está listo para el Tour con actuaciones propias de su época más destacada. Es que, a diferencia de Nibali -por citar un ejemplo- el capitán del equipo inglés suele hacerlo bien en los compromisos previos sin que eso le impida sostener la forma en la ronda gala. De hecho, los pupilos de Braislford se alzaron con la Grande Boucle en 2012 y 2013 sin reservarse del todo en el inicio de la campaña.

La cabeza importa

Soslayando las cuestiones deportivas, hay otro punto de interés aquí y es el factor piscológico. Tras un 2014 decepcionante en el que las lesiones, Contador y Quintana lo sumieron en el anonimato, Froome necesitaba regresar a los primeros planos y sus prestaciones dejan a las claras que está muy fuerte y con margen de mejora.

En el Critérium du Dauphiné empezó relegado por la CRE, tramo que potenció al único que le plantó cara, Van Garderen. El norteamericano y su BMC (campeones del mundo de la especialidad) superaron en 35" al Sky, pero mano a mano en los puertos, Tejay sólo le metió 4" en Pra Loup, en tanto que el "africano" devolvió gentilezas con 2" en Villard de Lans, 17" en Saint Gervais Mont Blanc y 18" en Valfréjus.

Por supuesto que el tren de Sky es vital para Froome y aquí destruyeron al pelotón en las etapas 5, 7 y 8, pero hay que recordar que no compitieron con la alineación titular, en la que seguramente estarán Porte, Henao y Thomas, sumando un poderío notable en el Tour.

Lo cierto es que el campeón de la ronda gala de 2013 dejó muy buenas sensaciones por primera vez en mucho tiempo y envió una suerte de mensaje a sus oponentes: “estoy de regreso y a tope”. Claramente, y sin dejarnos llevar por la frescura de su triunfo, hoy es el hombre a vencer en julio.

¿Por qué? Con la fatiga del Giro acumulada en las piernas, Contador no estará al 100%, mientras que Nibali deberá apelar a todas sus tretas en los terrenos menos favorables al keniata, superior en la montaña, para repetir. Por su parte, Nairo es un talento brillante, pero es inexperto al lado de todos estos, nunca ganó el Tour y por eso no hay que esperar un título seguro.

En cambio, Froome sabe lo necesario para alcanzar la cima en los Campos Elíseos e incluso, a diferencia de 2013 cuando le pesó la semana final tras arrasar el Dauphiné, pareciera que ahora reguló. Es que todos sus intentos fueron iguales: rodar detrás de sus gregarios para lanzar la ofensiva a 2500 metros del arribo, abriendo hueco pero no de modo incontestable, signo de que aún le falta mover más watts.

Y eso sucederá durante el Tour de Francia, al que llega mejor que en 2014 y con más frescura y experiencia que en 2013. Por todo esto, Froome es el hombre a temer en el pelotón, que recibió su mensaje y no dormirá tranquilo sabiendo que el líder de Sky recuperó su mejor cara.


Comparte en Facebook



Escribe un comentario

Publicidad

Síguenos en Redes


Lo más destacado


Publicidad


Publicidad

Indicadores Económicos

Facebook


Twitter


Publicidad


Publicidad

El mensaje de Chris Froome en la Dauphine Liberé