Springboks celebran 20 años de su legendario triunfo en Mundial de rugby


Deportes
miércoles 24 de junio de 2015

www.abc.net.au


Esta victoria deportiva se convirtió en una página de leyenda en la Sudáfrica posterior al apartheid.


Los miembros del histórico equipo de los Springboks, campeón del mundo de rugby en 1995 en Johannesburgo, celebraron este miércoles los 20 años de una victoria que superó lo deportivo para convertirse en una página de leyenda en la Sudáfrica posterior al apartheid.

Los héroes de la final, ganada por 15-12 a los All Blacks de Nueva Zelanda, se reunieron sobre el césped del estadio Ellis Park, donde lograron la hazaña.

En el centro de todas las conversaciones estuvo el papel que jugó Nelson Mandela, fallecido en diciembre de 2013.

Elegido primer presidente negro del país un año antes, Mandela mostró un apoyo incondicional a los Springboks, que había sido uno de los grandes símbolos de la supremacía blanca en el régimen secesionista del apartheid.

El día de la final, el jefe de Estado llegó al estadio vestido con un polo verde y oro de los Springboks y fue aclamado por los 60.000 espectadores presentes, la mayoría blancos.

Su diálogo con el capitán François Pienaar en la entrega del trofeo se hizo mundialmente conocido.

"Gracias François por lo que ustedes han hecho por nuestro país", dijo Mandela.

"No señor presidente, gracias a usted por lo que ha hecho por nuestro país", respondió el capitán del equipo.

El presidente de la Federación Sudafricana de Rugby (SARU) Oregan Hoskins también aprovechó la ocasión para rendir homenaje al Premio Nobel de la Paz.

"Celebramos con orgullo esta jornada, como la familia del rugby, porque este equipo ayudó a Nelson Mandela a unificar el país", dijo este miércoles.

"Fue un momento que paralizó a la nación y que se convirtió en una piedra angular del país en el que nos queríamos convertir", añadió.

Entre los vencedores de 1995 presentes en el Ellis Park estaba el hombre que dio el pase decisivo a Stransky, el medio scrum Joost van der Westhuizen, hoy en silla de ruedas debido a una enfermedad neuronal.

Además de a Mandela, se echó en falta a otras dos figuras importantes: el entrenador Kitch Christie y el segunda línea Ruben Kruger, ambos fallecidos tras sufrir un cáncer.

Tras su título de 1995, Sudáfrica fue también campeón mundial en 2007, en la edición disputada en Francia.


Comparte en Facebook



Escribe un comentario

Publicidad

Síguenos en Redes


Lo más destacado


Publicidad


Publicidad

Indicadores Económicos

Facebook


Twitter


Publicidad


Publicidad

Springboks celebran 20 años de su legendario triunfo en Mundial de rugby